• Luz Adriana Manzano

¿El confinamiento nos ha hecho comer más?

Actualizado: may 3

El inicio de la pandemia por el SARS-COV-2, trajo consigo grandes cambios, uno de ellos, el vivir en confinamiento y a su vez, algunos efectos secundarios.



El sin numero de noticias referentes a este virus, aunado a otros factores como el distanciamiento social, expectativa en torno al sistema de salud, entre otras, han elevado la ansiedad y el estrés en gran mayoría de individuos.


El confinamiento se sitúa como responsable del aumento de diversas emociones negativas, que nos llevan a un desequilibrio y a vivir lo que comúnmente se conoce como “hambre emocional”.


¿Que es el hambre emocional y como actúa en nuestro organismo?


Prácticamente el hambre emocional es una señal que nuestro cuerpo envía, mediante la cual nos pide la ingesta de alimentos con el fin de controlar aquellas emociones negativas, aun cuando no tengamos apetito.


Según el Instituto Médico Europeo de la Obesidad, el estrés constante de la vida actual provoca que el organismo segregue una menor cantidad de neurotransmisores y un aumento en los niveles de insulina, esto puede provocar que el cuerpo tenga un impulso de apetito. Mientras que, a nivel psicológico, el estrés y la ansiedad no son emociones positivas para la mente, por lo que, en ocasiones, consumir ciertos alimentos provoca una sensación de tranquilidad, aunque no tengas hambre tu mente manda una señal de que debe comer algo para combatirlo.


Según datos de una firma de investigación de mercados, desde el inicio del confinamiento hubo un aumento en ventas del 37% en marcas de comida, principalmente, snacks y alimentos procesados.


En la actualidad y debido a la situación que nos mantiene aun en confinamiento, resulta importante el cuidado de nuestros hábitos alimenticios.


Algunas sugerencias que te pueden ayudar a sobrellevar el hambre emocional, es principalmente el respetar tus horarios de comida, mantener la misma rutina que llevabas antes de la pandemia, el consumo de agua simple y reducir el consumo de bebidas azucaradas y cafeína, incluir colaciones saludables entre comidas, como frutos secos.


Es importante saber identificar antes de consumir algún tipo de antojo, si realmente tenemos hambre, además de elegir opciones lo más naturales posibles.


Reducir los tiempos de ocio e incluir actividades que te ayuden a distraerte relajarte, así como también, realizar actividad física de manera cotidiana. Si detectas que estas emociones negativas persisten, busca la ayuda de un especialista.


Resumen por Gustavo Espinoza del artículo original de Food&Wine en Español.



Nuestro blog contiene material e información destinada a clientes B2B, proveedores y distribuidores, y no pretende ser información para los consumidores finales. Los organismos reguladores de todo el mundo tienen diferentes parámetros con respecto a las declaraciones de productos. Si tienes alguna aclaración respecto al copyright del artículo o te pertenece, favor de mandar un correo a info@auroquim.com. Ningún artículo en este blog genera ingresos monetarios y siempre se cita la fuente. Al desarrollar declaraciones para una etiqueta de producto alimenticio, de bebida o suplemento, los fabricantes deben buscar orientación para asegurar el cumplimiento con la autoridad reguladora apropiada. La intención de la información provista en este blog es ayudar a enfocar las ideas del fabricante sobre el desarrollo de productos. Si eliges seguir este blog y ver este material.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo