• Gustavo Espinoza

El consumo de Insectos… ¿Por qué es una buena alternativa de alimentación?


Recientemente se ha escuchado hablar con más frecuencia sobre el consumo de insectos, teniendo como referencia diferentes aspectos principalmente el nutricional. A continuación, te damos más detalles sobre esta forma de alimentación.


La alimentación en la actualidad es tan versátil, que día con día encontramos nuevas formas de alimentarnos e incluso seguimos hábitos alimenticios buscando beneficios nutricionales o por la novedad de tanta información que encontramos en diversos medios de comunicación, uno de ellos que ha tomado fuerza es el consumo de insectos.


A esta práctica se le conoce como entomofagia, que hace referencia al consumo de insectos por los humanos, esta forma de alimentación nos lleva a los tiempos más antiguos, donde nuestros antepasados hacían de esta práctica parte de su cultura y raíces.


Este hábito alimenticio tiene como origen en Europa, donde se encuentran los primeros datos sobre éste, actualmente existen varias culturas que han hecho el consumo de insectos una costumbre entre las cuales se encuentran África, Asia, América del Sur y Australia.


Pero ¿porque consumir insectos si ya existen otras fuentes de alimentos de origen animal que son consumidas con mayor frecuencia y son de fácil acceso? Es muy simple, los insectos son una fuente importante de proteínas entre un 50 y 70% aproximadamente una vez convertido en harina o deshidratado, dependiendo de la especie es como pudiera variar, es importante mencionar que en algunas especies como en el grillo, esta proteína es de alto valor biológico ya que contiene todos los aminoácidos esenciales, también son ricos en fibra y minerales.


Además de las ventajas nutricionales, también tienen ventajas ecológicas y ambientales como es la tasa de conversión alimento-carne, qué tantos kilogramos de alimento se necesitan para producir un kilogramo de fuente de proteína, los gases de efecto invernadero son inferiores a los producidos por cerdos y reses, además de que los insectos utilizan mucha menos agua que el ganado tradicional.


En todo el mundo se consumen más de 1,900 especies, sin embargo, según la FAO, los insectos más consumidos son los escarabajos (coleópteros, 31%), las orugas (lepidópteros, 18%) y las abejas, avispas y hormigas (himenópteros, 14%). Les siguen los saltamontes, las langostas y los grillos (ortópteros, 13%), las cigarras, los fulgoromorfos y saltahojas, las cochinillas y las chinches (hemípteros, 10%), las termitas (isópteros, 3%), las libélulas (odonatos, 3%) y las moscas (dípteros, 2%).


Se dice que el consumo de insectos en un futuro será más común de lo que pensamos y tu ¿estás dispuesto a integrar o cambiar tu dieta con esta forma de alimentación?


 

Nuestro blog contiene material e información destinada a clientes B2B, proveedores y distribuidores, y no pretende ser información para los consumidores finales. Los organismos reguladores de todo el mundo tienen diferentes parámetros con respecto a las declaraciones de productos. Si tienes alguna aclaración respecto al copyright del artículo o te pertenece, favor de mandar un correo a info@auroquim.com. Ningún artículo en este blog genera ingresos monetarios y siempre se cita la fuente. Al desarrollar declaraciones para una etiqueta de producto alimenticio, de bebida o suplemento, los fabricantes deben buscar orientación para asegurar el cumplimiento con la autoridad reguladora apropiada. La intención de la información provista en este blog es ayudar a enfocar las ideas del fabricante sobre el desarrollo de productos. Si eliges seguir este blog y ver este material, aceptas los términos.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo